Una semana sin recibir email es más traumático que una mudanza o atravesar un proceso de divorcio, aseguran un grupo de expertos en tecnología. Esta afirmación nace de un estudio de la firma de software Veritas, que observó atentamente la manera en que las empresas eran dependientes del correo electrónico.


Por: tamara@noticias.com

El correo electrónico ha pasado a jugar un papel clave en las compañías, hasta el punto de que muchos empleados se impacientan si están 30 minutos sin acceso al email, según revela el estudio. Una quinta parte de los encuestados aseguraron temer por su trabajo si no conseguían restablecer el sistema de correo electrónico en el tiempo máximo de un día. Más de 800 trabajadores tecnológicos europeos y de oriente Medio fueron consultados para redactar las conclusiones del estudio.

“El email se ha convertido en mucho más que una herramienta de comunicación, las empresas tienen muy en cuenta la responsabilidad a la hora de garantizar que el email está siempre disponible”, reveló Mark Bregman, de Veritas.

En el aspecto positivo, sin embargo, el 99% de las compañías realizan regularmente un back up de todo el correo y los documentos adjuntos. Aproximadamente la mitad de los encuestados aseguró que sería muy difícil localizar un e-mail determinado en el sistema; y buscar un antiguo mensaje, prácticamente imposible. Tan sólo una quinta parte de los encuestados reveló que podría recuperar un mail con fecha aproximada de un año. Y cuando algo va mal con todo el sistema, la experiencia, aseguran los encuestados, puede ser más traumática que cambiarse de casa, casarse o divorciarse. Al menos eso asegura una tercera parte de los participantes en el estudio de Veritas.