Con un cálculo básico, si las cifras de la Electronic Frontier Foundation son correctas y existen 60 millones de americanos compartiendo archivos a través de las redes P2P, la industria discográfica tardaría muchos siglos en presentar las demandas correspondientes contra todos los usuarios.


Por: tamara@noticias.com

Según declaraciones de Michaella Stephens, de The Inquirer, “cogí mi calculadora para ver cuánto tiempo tardaría la RIAA en querellarse contra 60 millones de internautas usuarios de redes peer-to-peer a un promedio de 75 demandas diarias, lo que nos d una cifra de 2191.78 años”. Se trata de un plazo de tiempo demasiado amplio, ya que ni tan siquiera podemos saber si esa entidad existirá entonces. Además, es posible que dados los avances tecnológicos actuales, en varios cientos de años podríamos escuchar música en varios tipos de soportes, mucho más avanzados que los que implican el uso de Internet.

Para Stephens, los únicos beneficiados de estas demandas serán los abogados, ya que asegura que “es muy probable que ni un solo músico obtenga un céntimo de toda esta historia”.