El gigante online estadounidense, con más de 34 millones de suscriptores, incluirá en breve en su software de acceso a Internet una herramienta que permitirá la publicación de “weblogs” o “blogs”, diarios creados por los internautas. Se trata de un paso adelante en lo que algunos expertos han calificado como “la democratización de las publicaciones”.

Por: tamara@noticias.com

Un weblog o blog es un diario personal actualizado regularmente por un internauta. Suelen contener links a otros blogs y es ahí donde el usuario puede explicar sus vivencias, tratar un tema concreto o comentar eventos de su interés. AOL favorecerá la publicación de blogs por parte de sus usuarios, aunque los ha denominado AOL Journals, debido a la confusión que suscita entre algunos sectores la palabra ‘blog’.

Algunos analistas comentan que los blogs se han convertido en medios de comunicación alternativos, que vigilan el tratamiento de noticias en la prensa de masas, o se convierten en medios para periodistas en paro. Lo cierto es que algunos son observados como una fuente no oficial de noticias, dedicándose incluso a cubrir eventos de cierta relevancia. Hay quien se aventura a decir que los blogs sustituirán completamente los foros de opinión de las páginas de información, debido a que muchos bloggers tienen más conocimiento sobre algunas materias que los propios profesionales.

Tal y como explica Stefan Glanzer, uno de los creadores del sistema de blogging 20six, “si quieres llegar a millones de personas escribe un libro o acudes a la televisión. Para llegar a una persona, escribimos un mail o llamamos por teléfono. Pero los blogs son ideales para llegar a una audiencia de entre 5 y 500 personas”. Pero también existen otros usos, ya que hay usuarios que no desean específicamente ser leídos por la comunidad internauta, sino que utilizan los blogs como herramienta de comunicación con su grupo de amigos, o pequeñas comunidades como equipos deportivos, o usuarios que viajan por el mundo y desean contar a sus allegados todo lo que les sucede. Los blogs son más fáciles de actualizar que una web común, hecho que ha favorecido su proliferación en la red.