La compañía creadora del programa de intercambio de MP3 Kazaa, Sharman Networks, no podrá iniciar un proceso judicial contra la industria discográfica, a la que acusa de prácticas monopolísticas, según la sentencia de un juez norteamericano.


Por: tamara@noticias.com

Sharman Networks no podrá iniciar una demanda contra sellos discográficos y estudios de cine con la que pretendía acusar al conjunto de la industria de violación de las leyes antitrust. El pasado 2 de julio el juez Stephen Wilson desestimó el argumento de Sharman, quien alegaba que las grandes compañías de contenidos habían actuado ilegalmente al intentar a toda costa expulsar a sus rivales online. Wilson ha concluido que la compañía no tiene ninguna prueba para realizar tales afirmaciones. Sharman no distribuye películas ni música online pero sí proporciona el software que permite tales intercambios, reveló el juez. “Sharman no es ni un competidor ni un cliente en el mercado, debido a que su actividad es incidental, no integral, en relación a los esquemas anticompetitivos”, determinó Wilson.

La industria discográfica llevó el pasado año a Sharman a la misma batalla legal a la que condujo en su día a Napster. Varios estudios y sellos iniciaron un proceso legal acusando a Sharman de violar sus copyrights permitiendo a los usuarios de Kazaa descargar música y películas sin permiso alguno. Sharman, por su parte, alegó que la industria discográfica violaba el Sherman Act, impidiendo a la compañía que distribuyera versiones protegidas de contenidos media en la red de Kazaa. Tanto Sharman como su socio Altnet intentaron en varias ocasiones conseguir licencias de contenidos protegidos con el fin de distribuirlos online, aunque sólo encontraron el rechazo de la mayoría de los sellos.