Según los analistas, la publicidad online ha resurgido de la quiebra del dot-com hasta llegar al desarrollo de una línea sostenible. Los anunciantes tradicionales están empezando a invertir cada vez una mayor parte de su presupuesto a la Web, ayudando a la industria de la publicidad online a dar los primeros pasos hasta lo que los analistas denominan como "recuperación sostenible".


Por: tamara@noticias.com

Mientras que la publicidad online ha estado largamente restringida a banners “chillones” de compañías dot-com tradicionales, en los últimos tiempos se ha visto renovada gracias a la inserción mediante los motores de búsqueda y los anuncios de grandes empresas. Según Marc Fireman, director de márketing interactivo de Reebok, “buscamos cambiar la forma de llegar a los medios, situando a Internet en el lugar que, proporcionalmente, nos puede ofrecer los mejores resultados”. Algunos expertos esperan que el crecimiento de la publicidad online exceda un 15% en el presente año.

Grandes compañías como Yahoo y America Online intentan firmemente redireccionar las necesidades de los anunciantes, flexibilizando precios y formatos, y adaptando la tecnología. Actualmente, las empresas ayudan a los anunciantes mediante una disposición de anuncios más personalizada, más allá de los banners tradicionales. Overture Services, Google y Yahoo se han especializado también en los links esponsorizados, es decir, la inserción de publicidad dependiendo de la búsqueda del usuario.

Los anunciantes están empezando a pensar en la cantidad de presupuesto destinado a la televisión y otros medios de comunicación, y están advirtiendo claramente que los consumidores acuden masivamente a Internet. Según Fireman, “se trata de una ventaja extra la de utilizar la comunicación online, ya que nos permite una serie de posibilidades a las que la televisión y la prensa no llegan”.

Joanne Bradford, de MSN, aseguró en una entrevista que un buen número de grandes marcas habían empezado a destinar “cantidades significativas para publicidad online”. “Estamos un 25% por encima de la demanda del año pasado”, ha declarado.