Una nueva campaña promocional en Estados Unidos a manos de la Electronic Frontier Foundation pretende cambiar los términos del debate acerca de las redes peer-to-peer y la piratería. La asociación pide cambios en la ley del copyright con el fin de legalizar el intercambio de archivos.


Por: tamara@noticias.com

La campaña “Let the Music Play” pretende motivar a los 60 millones de usuarios de software de intercambio P2P norteamericanos para que dejen oír sus voces en la sede del gobierno; en respuesta a la constante condena y criminalización que reciben por parte de la industria discográfica. La campaña se inició el pasado 30 de junio, siguiendo al anuncio de la RIAA de empezar a querellarse contra cientos de usuarios de programas tales como Kazaa o Morpheus. Shari Steele, director de la EFF, ha declarado que “la ley del copyright está muy lejos de las expectativas del público americano y de la realidad de la distribución de música online”. También ha revelado que los esfuerzos de la RIAA irían mejor encaminados hacia el hecho de encontrar una forma de coexistencia entre la industria y los servidores “en lugar de querellarse contra los internautas”.

Las tácticas legales de la industria discográfica dieron sus frutos con el cierre de la primera generación de servidores peer-to-peer como Napster. Sin embargo, el uso de estas aplicaciones se ha incrementado. La industria culpa a los servidores de una caída precipitada de las ventas mundiales de CDs desde hace tres años. Las ventas de música han descendido un 26% desde 1999 hasta 2002. A día de hoy la RIAA ya ha empezado a demandar usuarios individuales de P2P. A principios de este año la asociación salió beneficiada de la contienda legal contra cuatro estudiantes universitarios que tuvieron que pagar sumas desde los 12.000 a los 17.000 dólares en concepto de daños y perjuicios.

Uno de los abogados de la EFF, Fred von Lohman, ha afirmado que los políticos americanos se niegan a reconocer la importancia de la comunidad P2P. “Hoy en día, hay más usuarios de software de intercambio que votantes del Presidente Bush. El Congreso debe perder menos tiempo escuchando a los lobbies de la industria discográfica y prestar su atención a los 60 millones de americanos que utilizan estas redes en la actualidad”. La EFF insertará anuncios sobre la campaña Right to Share en revistas como Spin, Blender, Computer Gaming Worls y PC Gamer.