Una nueva ley aprobada por el Congreso Norteamericano el pasado jueves permitirá a los agentes del FBI investigar y castigar delitos de violación del copyright, incluyendo el intercambio de archivos en la red.

Por: tamara@noticias.com

La nueva ley HR-251 capacitará al FBI para desarrollar un programa de detección de tráfico de material registrado con copyright. La oficina también elaborará un comunicado de advertencia que los dueños del producto registrado podrán remitir a los sospechosos. Las autoridades promulgarán el intercambio de información acerca de asuntos concretos entre diversas organizaciones gubernamentales, artistas y sellos discográficos, y servidores ISPs.

Las nuevas medidas han sido propuestas por los legisladores Lamar Smith y Howard Berman. Este último ya introdujo el pasado año una ley que permitía a los artistas practicar el “hacking” sobre aquellas redes que distribuyeran sus canciones de manera ilegal. La HR-351 también permitirá al Departamento de Justicia contratar a personal especializado en “hacking” y cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual; así como desarrollar programas informativos para educar a los usuarios en cuestiones sobre el copyright.

Algunos expertos afirman que la ley presenta problemas referentes a la dispersa frontera entre el procesamiento de actos criminales y la imposición civil del copyright. También es más que probable que se obligue a los ISPs a revelar los datos de aquellos usuarios que infrinjan las normas, algo que entra en contacto directamente con algunos aspectos relativos a la privacidad y el derecho a la intimidad, yq ue deberá contemplarse según el caso.

La RIAA, la asociación representante de los grandes sellos discográficos, acogió la nueva ley con gran optimismo; una medida legal que se ha hecho pública días después de que el senador Orrin Hatch propusiera la destrucción remota de los ordenadores que albergaran contenidos que no respetasen las leyes del copyright.