La mayor empresa japonesa proveedora de dispositivos de seguridad, Secom Co. reveló ayer sus planes de lanzar un nuevo servicio a finales de este mes que permitirá localizar animales perdidos mediante satélite GPS (Global Positioning System), y las redes de telefonía móvil.


Por: tamara@noticias.com

Los dueños de animales como, por ejemplo, los perros, podrán situar un sensor alrededor del cuello del animal, en una pequeña bolsa, o bien mediante un arnés colocado en su espalda. Los creadores del sistema aseguran que se trata del terminal de GPS más pequeño y ligero del mundo. Desde Secom, sin embargo, han advertido que el dispositivo podría ser demasiado pesado para perros y gatos de pequeño tamaño.

Los dueños del animal podrán localizarlo a través de Internet, introduciendo su número y password de usuario, o llamando a la centralita telefónica de Secom. La tecnología utilizada por la compañía es la extensión de un servicio similar implantado desde abril de 2001 que permite seguir el rastro de niños pequeños, ancianos o automóviles desaparecidos.

El servicio de Secom costará unos 43 dólares como cuota de suscripción y una suma mensual de 6’8 dólares. La empresa espera registrar unos 10.000 perros antes de marzo del año próximo, a razón de 1.000 animales cada mes.

Secom pretende de esta manera introducirse en el lucrativo mercado de los accesorios para animales, ya que en Japón existen 9’5 millones de perros y 7’1 millones de gatos. Uno de los principales fabricantes de juguetes nipones, Takara Co., ya ha vendido unos 300.000 “traductores de ladridos”, al tiempo que planea lanzar una versión en inglés del aparato en el mercado norteamericano a partir del verano, a un precio aproximado de 120 dólares.