Las ventas mundiales de semiconductores bajaron más de lo esperado a finales del mes de abril, destacando de esta manera la influencia de la falta de demanda de PCs y teléfonos móviles en los últimos meses, según datos aportados por una empresa del sector el pasado viernes.


Por: tamara@noticias.com

Las ventas mensuales valoradas en 12.140 millones de dólares resultaron discretas comparadas con el mes de marzo, y sólo fueron superiores en un 9.7% en el mismo mes de 2002, según ha revelado la World Semiconductor Trade Stadistics (WSTS). Las ventas en Asia y Japón crecieron sin demasiada relevancia, mientras que en Europa y América declinaron. Este descenso se debe en gran medida, según los analistas, al virus SARS.

Los chips son utilizados en un gran número de aparatos electrónicos, desde ordenadores y teléfonos móviles, hasta juguetes y coches. El descenso de la demanda refleja un momento de debilidad económica global, el impacto de la guerra de Irak, y el virus de la neumonía atípica, que aún se acusa en varios países de Asia.

La Semiconductor Industry Association redujo sus estimaciones para la industria del chip durante el pasado mes, ya que inicialmente esperaba un crecimiento de 20%. Según cifras de la WSTS, se han observado buenos resultados en empresas concretos, como el fabricante franco-italiano ST Microelectronics, y la norteamericana Novellus. ST, el mayor stock de chips en Europa y el cuarto productor mundial, aseguró esta semana que espera que la industria de los microchips crecerá un 11% de manera global en este año; aumentando sus beneficios de 200 millones de dólares a 1200 si la industria continúa a buena marcha.