Los usuarios están empezando a pagar por la música en la red, aunque prefieren comprar CDs a canciones individuales, según un estudio de Nielsen/NetRatings. Sin embargo, la sombra de los servidores gratuitos como Kazaa sigue planeando sobre las empresas discográficas.


Por: tamara@noticias.com

Nielsen/NetRatings ha informado de que las websites que ofrecen servicios prepago de descarga de canciones están empezando a aumentar su demanda. Emusic.com ha tenido 165.000 usuarios tan sólo en Reino Unido durante los tres primeros meses del año. Otras páginas como OD2.com atrajeron 523.000 visitantes durante el mes de abril, gracias a su segunda jornada Digital Download Day, cuyo objetivo era concienciar e introducir el concepto de pagar por la música online, inédito para la gran mayoría de internautas.

Kazaa, a punto de convertirse en el programa más descargado, es la web de música más popular en la actualidad. A pesar de las crecientes preocupaciones en la industria, el estudio de Nielsen muestra que las tiendas online de ventas de CD, como CD-Wow o HMV están atrayendo cada vez más público, mucho más que las web de pago por descarga individual.

“El problema de las web en las que se ha de pagar por cada archivo es que mientras que la seguridad y la legitimidad sean sus principales ventajas sobre los servidores P2P gratuitos, resulta que las que venden CD también contemplan esas ventajas”, ha revelado Tom Ewing.

Algunos de estos servicios, sin embargo, como el popular iTunes de Apple, han atraído ya a millones de usuarios.

Lo que sí es cierto es que las compañías discográficas deben plantear nuevas alternativas a la distribución tradicional, ya que es una tarea imposible luchar contra alguien que ofrece el mismo producto, a una calidad muy similar, y con la diferencia de que el suyo es gratis.