Según un informe de Reporteros sin Fronteras, el gobierno chino emplea a 30.000 personas para que vigilen de cerca miles páginas web y foros de discusión, y se elimine todo aquel contenido contrario al régimen del país.

Por: tamara@noticias.com

Los resultados de la censura, más allá de limitarse a retirar el contenido del servidor, pueden significar duras penas para el autor de los escritos. Hace tan sólo diez días, un ciudadano chino fue condenado a cinco años de prisión por publicar consignas a favor de la democracia en su web. Un periodista de BBC World Service en colaboración con Reporteros sin Fronteras (www.rsf.org), llevó a cabo una investigación sobre la censura que aplicaba a la red el gobierno chino. El informe que elaboró aseguraba que “los foros de discusión, los cuales son ensalzados por las páginas que los acogen como áreas de libertad de expresión, son objeto de una vigilancia intensiva”.

Tal y como relata el informe, “los sitios informativos, ya sean privados o estatales, entre ellos sina.com.cn, xinhuanet.com, yahoo.com.cn o tom.com, han instalado un sistema de filtros que permite excluir sistemáticamente los mensajes de los internautas que contienen palabras prohibidas por las autoridades. A continuación, los webmasters de los foros de discusión están encargados de limpiar el sitio de los mensajes no conformes a las reglas impuestas por el Estado, sobre el contenido de la información. Los sitios también pueden decidir excluir a un internauta, considerado "políticamente incorrecto" o demasiado vulgar. Finalmente, el Estado ha creado, en el Departamento de Seguridad Público, unos equipos que vigilan a los elementos "subversivos" que actúan en la Red china. En última instancia, les detienen”.

El estudio también destaca la voluntad del gobierno chino de utilizar la última tecnología para mejorar la eficacia de la censura, y culpa a las empresas tecnológicas multinacionales de proveer esas “herramientas de censura”. Concretamente el informe hace mención a Websense, Sun Microsystems, Cisco, Microsoft y Nortel Networks como principales colaboradores del gobierno.