La principal asociación de la industria discográfica en EEUU, la RIAA, ha empezado a enviar miles de mensajes a los internautas que intercambian MP3 en servidores gratuitos advirtiéndoles que podían ser “fácilmente identificados” y enfrentarse a las consecuencias.


Por: tamara@noticias.com

Unos 200.000 usuarios de Grokster y Kazaa recibieron el pasado martes la advertencia de la RIAA, y millones de mensajes continuarán siendo remitidos en las próximas semanas, ha asegurado Cary Sherman, presidente de la entidad. El mensaje contiene el siguiente texto: “Parece ser que estás ofreciendo música con copyright a otras personas desde tu ordenador. Cuando incumples la ley, has de afrontar consecuencias penales. Hay una fácil manera de evitar este riesgo: NO ROBES MÚSICA, tanto ofreciéndola a otros como compartiéndola en un software de intercambio como éste. Cuando ofreces música a través de estos sistemas, no eres anónimo y puedes ser fácilmente identificado”.

Esta iniciativa ha llegado después de que el juez Stephen Wilson revelara que Grokster y Morpheus no podían cerrar porque no tienen forma de controlar los archivos que se intercambian a través de su sistema. La estrategia entonces se dirigió directamente a los usuarios de estos servicios, cosa que ha levantado una gran polémica en foros de Internet. Mensajes como los aparecidos en Yahoo: “Así se hace, RIAA. Procesa y amenaza al público, tus clientes. Creo que seguiré descargando archivos”, se multiplican. Según representantes de Kazaa, la RIAA continúa de esta manera atacando algunos de sus clientes más fieles.

La RIAA ha asegurado que mediante títulos de canciones está identificando a los usuarios que distribuyen canciones registradas con copyright. En un principio es a estos a quienes se ha enviado el mensaje recriminatorio, a través de los propios sistemas de las redes peer-to-peer. Desde Kazaa se ha asegurado que de momento la RIAA no tomará medidas con los usuarios contactados. Algunos expertos dudan sobre la efectividad de esta campaña.