Un estudio revela que el número de virus por cada mil ordenadores fue casi estático en 2002, pero los problemas que comportaron llevaron más tiempo y más costes económicos que nunca.


Por: tamara@noticias.com

El informe asegura que esto se debe a que los últimos virus tienden a borrar datos y colapsar las redes y los servidores de correo electrónico. El daño que provocan ha obligado a las compañías a instalar software y hardware específicos para combatir los virus y otros programas perjudiciales.

Las cifras señalan que los virus informáticos son tenidos muy en cuenta a la hora de utilizar Internet y el email. Según los prestigiosos laboratorios de Investigación ICSA; el pasado año 105 equipos de cada 1000 tuvieron un contacto mensual con un virus. En 2001 la proporción fue de 103 virus mensuales por cada 1000 ordenadores, un gran aumento con respecto a cinco años atrás, con 32 contactos por cada 1000 máquinas.

Según Larry Bridwell, portavoz de ICSA y co-autor del estudio, un descenso en el número de ordenadores afectados sería un dato muy positivo. Sin embargo, ha asegurado también que los virus actuales son mucho más perjudiciales. “Los virus han pasado de ser una molestia a impedir que los usuarios puedan acceder a sus equipos mediante la pérdida de datos y productividad”.

Las empresas tardan una media de 23 días en recuperarse de estos fallos de seguridad, (20 días en 2001). Este aumento se debe a que las redes actuales son mucho más complejas. Lleva más tiempo asegurarse de que el virus se ha eliminado de todos los sistemas. Las buenas noticias que recogen el estudio revelan que cada vez más compañías utilizan software antivirus y filtros para el correo electrónico.

Los detalles de esta 8ª encuesta anual sobre permanencia de los virus de ICSA se revelaron en el Information Security Show en Olympia, Londres, que se lleva a cabo del 29 de abril al 1 de mayo de 2003.