La compañía digital RealNetworks Inc., declaró el pasado lunes que comprará el proveedor de música online Listen.com por valor de 36 millones de dólares. De esta forma, otra empresa más pasa a formar parte activa del creciente mercado de la distribución de música online.

Por: tamara@noticias.com

RealNetworks integrará Rhapsody, el servicio de subscripción de Listen.com en su propio servicio RealOne, que ofrece vídeos y juegos además de música. Rob Glaser, director de RealNetworks, ha asegurado que los últimos avances tecnológicos permiten que los nuevos servidores de música online sean “mejores que lo que se puede obtener de forma gratuita”.

En los últimos meses, varias empresas del sector de las telecomunicaciones y la informática como AOL Time Warner, Apple Computer, Microsoft y Sony han hecho claros movimientos estratégicos en el mercado de la música online y la distribución de contenidos audiovisuales a través de la red. La gran mayoría están de acuerdo en que la distribución de productos vía Internet representa el futuro de la industria musical. El único impedimento para su plena puesta en marcha es la proliferación de servicios no autorizados y gratuitos como Kazaa, que sustituyó al ya desaparecido Napster, a quienes las principales discográficas culpan de la caída en las ventas de CDS de los últimos dos años.

Los analistas ven como un dato positivo que los servicios mainstream empiecen a ofrecer mejores ofertas y flexibilidad a la hora de establecer el coste de sus servicios de Mp3. Listen.com y MusicNet, que también pertenece en un 40% a RealNetworks, permiten a los subscriptores escuchar, descargar e incluso grabar en CD un número limitado de canciones a cambio de una cuota mensual, y en los últimos meses han acrecentado su popularidad. Pressplay, propiedad de Sony y Vivendi Universal, ofrece un servicio similar. Otros sellos majors como AOL Time Warner, Bertelsmann AG y EMI se reparten el 60% restante de MusicNet.

RealNetworks pagará al contado 17’3 millones de dólares por Listen.com y 4’4 millones en acciones de stock propio. Ambas compañías esperan completar el acuerdo en los próximos meses.