En su lucha permanente contra los emails masivos no solicitados que llegan a las bandejas de entrada de los usuarios, AOL, el primer proveedor de Internet estadounidense, ha iniciado cinco procesos judiciales contra una docena de compañías, a quienes ha acusado de llevar a cabo esta práctica.


Por: tamara@noticias.com

Los procesos judiciales iniciados por AOL, según informaciones del diario The Washington Post, se llevarán a cabo en la corte federal de Alexandria, en el estado de Virginia. AOL pide un total de diez millones de dólares en concepto de daños ocasionados y el final de las prácticas de envío masivo de los spammers.

AOL, la división en Internet del macrogrupo de comunicación AOL Time Warner, asegura que los responsables de las empresas demandadas habían enviado a sus clientes unos mil millones de spams que provocaron las quejas de 8 millones de usuarios de AOL. El proveedor cuenta con un total de 27 millones de clientes en Estados Unidos. Algunas empresas como Earthlink, rival de AOL, y MSN de Microsoft ya han puesto en marcha nuevas herramientas para erradicar el spam, aunque esta práctica persiste.

Actualmente, el spam constituye un 40% del tráfico de email global, y comporta pérdidas multimillonarias a las empresas en términos de productividad. Los expertos aseguran que esta actividad cuesta a las empresas de todo el mundo unos 9.000 millones de dólares, incluyendo el tiempo que lleva al usuario borrar los mensajes y configurar sus filtros de correo. Los emails hacen referencia a la pornografía, la pérdida de peso o el aumento del rendimiento sexual, constituyendo una gran molestia para todos los internautas que acceden a su servidor de correo.