Muchos hemos hablado por aquí de la Deep Web, la Internet profunda como muchos le llaman.

La Deep Web desde el móvil, ¿se puede? Ya te lo adelanto, sí. ¿Cómo hacerlo? Lo explicaremos más adelante. ¿Merece la pena? Estas y otras preguntas las responderemos hoy. Y empezamos a continuación.

¿Deep Web? ¿Qué es la Deep Web?


Muchos estarán familiarizados con la Deep Web, la Internet profunda o también definida en algunos ámbitos como Dark Web. Típicamente se refiere a una parte de Internet oculta a los buscadores, que requiere de ciertos modos de acceso específicos (y supuestamente anónimos). La clave está en lo que nos podemos encontrar ahí: drogas, pornografía, blanqueo de dinero... y, en general, casi cualquier actividad ilícita de corte desagradable que puedas imaginar. Ésta es la teoría.



El acceso a esta Deep Web se realiza a través de una red específica, llamada Tor y cuyo funcionamiento es bastante peculiar en comparación con la internet pública, a la que llaman Clearnet. Para llegar a esta red deberemos instalar un conjunto de herramientas específicas como por ejemplo el navegador Tor, y a partir de ahí... bucear en las profundidades de la Deep Web.
Tor es la clave, y sí: hay Tor Mobile

Los que hemos trasteado alguna vez con esto de Tor lo más probable es que hayamos descargado e instalado el navegador oficial en nuestros ordenadores. Tor Project existe en versiones para Windows, Mac y Linux, y su uso es sencillo al ser una versión heredada, en cierta manera, de Firefox. No necesitas complejas configuraciones ni cientos de instalaciones auxiliares. Un programa, descargas, instalas y listo.

Si queremos acceder a la Deep Web desde el móvil necesitaremos una versión de este navegador para nuestro dispositivo. Et voilá!, la hay. Existe Tor Mobile, y en varios sabores procedentes de varios desarrolladores diferentes.


Hay Tor Mobile para Android, para Maemo, para iOS... pero ojo con el spyware y el adware


Son navegadores cuya interfaz es similar a la de los convencionales, pero que guardan los mecanismos necesarios para leer los enlaces Tor (.onion). Aquí tenéis las instrucciones de instalación de ellos, disponibles para plataformas Android y con una solitaria versión para Nokia Maemo/N900.



Extraoficialmente también existen versiones para iOS y Windows Phone, aunque éstas no están referenciadas desde la página oficial del Tor Project. Las consideraremos, por tanto, como extraoficiales, ideadas por terceros desarrolladores sin relación con el proyecto primigenio. Son por ejemplo Onion Browser para iOS (0.99 euros); en Windows Phone llegó a existir navegador propio que se mantiene en la tienda de apps, aunque ya no puede descargarse mediante esta vía.
Un importante aviso es que se han encontrado problemas de adware y spyware en navegadores Tor para móvil (ArsTechnica, marzo de 2014), con lo que hay que estar más atentos que nunca para evitar encontrarnos con problemas.

Por último, más allá de instalar apps sobre navegadores Tor específicos, una opción es utilizarproxies que nos permitan acceder a Tor, como alguno de los propuestos en este listado. A favor de esta opción está en la facilidad de uso; en contra, que no sabemos quién está detrás del proxy... y por tanto, no sabemos si realmente el anonimato está garantizado.

¿Tiene sentido la 'Deep Web' desde el móvil?


El acceso a Tor desde móvil o escritorio no cambia. Los peligros de la Deep Web siguen siendo los mismos. Las URL se mantienen y su contenido será el mismo.
Aquí nos encontramos con una primera pega: al contrario que la web convencional buena parte de la Deep Web no está diseñada para ser consumida desde teléfonos móviles, por ahora. La mayoría de páginas muestran su versión de escritorio, incómoda de utilizar desde un navegador móvil. Se puede, pero no deja de ser un apaño.
La realidad es que a día de hoy Tor es más una curiosidad que una herramienta útil para nuestro día a día, que no aporta más que una serie de páginas extrañas y peculiares. Dicen que venden drogas, pero dudo que alguien conozca a una persona que las haya comprado en esta Deep Web. Dicen que hay contenido pornográfico de dudosa ética, pero seguramente ni quieras verlo ni lo encontrarás tan fácilmente como crees.

No merece la pena perder el tiempo en configurar un cliente móvil y entrar a Tor desde el smartphone


Soy muy escéptico en todo lo relacionado con Tor. Tecnológicamente puede ser una proeza, pero su utilidad para la gran masa de usuarios es muy dudosa. Si sirve de muy poco acceder a la Deep Web desde un equipo de escritorio, hacerlo desde un móvil pierde el sentido aún más, al menos tal y como está montado el tinglado en la actualidad. Tal vez en un futuro la cosa cambie, pero por ahora no merece la pena perder el tiempo en configurar tu cliente móvil y entrar a Tor.

También debemos tener en cuenta que aunque la red Tor te proporciona un supuesto anonimato, un smartphone o tablet está perfectamente identificado y esto puede limitar todas las cuestiones de seguridad. También los sistemas operativos móviles son mucho menos potentes que un equipo de escritorio, con lo que tanto su nivel de personalización como sus posibilidades son menores.

Fuente: http://www.xatakamovil.com/movil-y-s...desde-el-movil