Hola:

Las compaas discogrficas se disponen a la guerra sucia contra los cibernautas, como se puede ver en http://www.elmundo.es/ariadna/2002/04/1027581379.html

Los buenos tambin juegan sucio

La industria del entretenimiento est saboteando las redes de intercambio ilegal de cine y msica. No contenta con sus victorias legales sobre Napster, MusicCity o Kazaa, Hollywood quiere inundar estas redes con canciones y pelculas falsas. El objetivo? Convertir en una pesadilla cualquier intento de descargar material con copyright. Varias empresas tienen a punto diversas armas para la nueva guerra y los polticos preparan un proyecto de ley que dar cobertura legal a los ataques. Por si fuera poco, las compaas estudian iniciar una campaa de denuncias ante los juzgados contra los aficionados a compartir su coleccin de de msica.

Overpeer es uno de sus nuevos aliados. Esta empresa tiene como fin social el desprestigio de las redes de pares (P2P). Aunque su presidente, Marc Morgenstern, no quiso entrar en detalles, s explic a Ariadn@ que su programa evita que los usuarios de estas redes descarguen archivos no autorizados. La nica caracterstica que desvel es que los falsos MP3 reenvan a pginas donde poder comprarlos legalmente. Aadi: Esta tecnologa funciona con cualquier contenido, incluyendo msica, pelculas, juegos o software. Tambin aclar que su programa no provoca daos en el ordenador del usuario. Nosotros simplemente hacemos que la experiencia de usar estas redes sea frustrante y nada divertida, dijo. Todo lo dems es un misterio. Sin embargo, el propio Morgenstern da la pista para conocer algo ms de Overpeer. En sus respuestas, menciona que la patente del sistema an est por registrar.

Overpeer. En la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos, Overpeer aparece con el nmero de serie 977895, cdigo 09. Segn consta en el expediente, este software est diseado para evitar la reduccin de las ventas provocada por la distribucin ilegal de archivos musicales digitales. Y explica cmo lo hace. El programa rastrea la Red buscando los archivos ms intercambiados. Una vez localizados, los corrompe y los vuelve a poner en circulacin. La adulteracin puede consistir en una reduccin de la calidad del sonido o en la inclusin de mensajes advirtiendo que es material ilegal. Si el cliente as lo solicita, Overpeer tambin puede conectar al usuario con la pgina web del propietario de la pelcula o cancin que est reproduciendo. Morgenstern, que anunci una prueba masiva en las prximas semanas, no quiso revelar los nombres de las empresas que usan el invento.

Overpeer y otras tecnologas similares como Barb Wire Networks han abierto una peligrosa puerta. Ahora es posible introducir un cdigo malicioso en los falsos MP3. De hecho, en los dos ltimos meses dos virus disfrazados de canciones o pelculas han infestado la red Kazaa. Aunque nada indica que la industria est detrs, la RIAA y la MPAA, asociaciones norteamericanas de la industria musical y cinematogrfica respectivamente, quieren una ley que les proteja por los posibles daos que sus artimaas puedan provocar en los ordenadores de los usuarios.

El congresista por California Howard Berman est dispuesto a complacerles. En una reciente declaracin, Berman anunci que presentar una ley que habilite a las compaas a lanzar ataques tecnolgicos contra las redes de intercambio. La ley no permitir la introduccin de virus, aclara Berman, pero amparar otras tcticas ahora ilegales como la interdiction. sta consiste en hacer cientos de peticiones simultneamente a un servidor y anularlas antes de recibir el archivo, bloqueando as el sistema. Entre los hacker, esto tiene un nombre: ataque por denegacin de servicio (DoS). Algunos de sus autores estn en la crcel actualmente. Berman, que fue elegido por el distrito electoral de Hollywood, quiere presentar su proyecto tras el verano.

Oleada de demandas. A la espera del paraguas legal, las compaas musicales y cinematogrficas van a jugar la carta de la justicia. Segn revel el peridico Wall Street Journal, la industria planea una oleada de demandas contra particulares que trafiquen con pelculas y canciones. Hasta hoy, slo haban denunciado a sitios que, como Napster, permitan el intercambio. La idea, que lleva tiempo sobre la mesa, estaba parada por miedo a la reaccin de los consumidores. Podra darse el caso de que, por ejemplo, AOL Time Warner, tuviera que denunciar a un suscriptor del proveedor de acceso AOL por piratear una pelcula de la cinematogrfica Warner. Pero las discogrficas dejaron de ganar 4.200 millones de euros el ao pasado y las productoras de cine otros 3.000 millones, demasiado dinero. La medida, que busca dar ejemplo, se centrar en denunciar a los piratas ms destacados. La empresa Ranger Online ya los tiene fichados. Esta firma lleva dos aos trabajando para la industria de Hollywood localizando las direcciones IP de los ordenadores que comparten gran cantidad de archivos multimedia.

Los archivos corruptos, las leyes y los juicios buscan crear una atmsfera de intimidacin que haga desistir a los internautas de intercambiar material protegido. Tanto las discogrficas como las grandes productoras esperan que la ausencia de alternativas gratuitas fiables y de fcil acceso, despeje el camino a sus servicios de pago.

Saludos